La primera revista para escritores

«Asesinato en el Orient Express», de Agatha Christie

0 197

Asesinato en el Orient Express, de Agatha Christie

Agatha Christie está considerada por público y crítica como la reina del crimen en el mundo de la literatura. No hay ninguna duda acerca de que es una de las escritoras más influyentes dentro del género de la novela policiaca. Su personaje Hércules Poirot es conocido a lo largo y ancho del mundo por lectores y detractores de las letras. Pero ¿qué hace a esta escritora tan especial?

La novelista inglesa tiene un don: sabe crear historias complejas y profundas a partir de planteamientos muy simples. De esta manera consigue enganchar al lector desde la primera página. Este no se pierde entre decenas de nombres y escenarios como en otros exponentes del género. Una vez que el lector pica el anzuelo, Agatha Christie comienza a retorcer el desarrollo del caso hasta llegar a un giro final de los acontecimientos que conllevará la sorpresa del lector.

Además, en todas sus historias, el elemento policiaco típico de las investigaciones criminales habituales se ve circunscrito a un enfoque que marca la diferencia: los aspectos psicológicos. Asesinato en el Orient Express es el mejor ejemplo de lo que contamos.

La trama de Asesinato en el Orient Express

El detalle que hace único a Asesinato en el Orient Express es el pequeño escenario donde se producen todos los hechos.

El detalle que hace único a Asesinato en el Orient Express es el pequeño escenario donde se producen todos los hechos.

Nos encontramos en un ferrocarril que viaja desde Siria hasta Londres. Es uno de esos antiguos trenes de la época de la escritora que recorrían Europa y parte de Asia durante semanas con la tranquilidad de los pájaros que cortan el viento.

En viajes como los del Orient Express la camaradería y las conversaciones entre los pasajeros acostumbraban a darse. Estaban encerrados durante mucho tiempo en una máquina de hierro, no existían las tecnologías que tenemos ahora y las charlas distendidas eran mejor que pasarse semanas mirando por la ventana.

En la novela de Agatha Christie la vida transcurre con total normalidad, con la inercia de este tipo de viajes. A medida que pasan los días las barreras entre los personajes disminuyen y empiezan a formarse grupos y amistades improvisadas. Sin embargo, este ambiente de jovialidad se perturbará mientras el tren recorre el antiguo país de Yugoslavia, cuando uno de los viajeros aparezca asesinado en su departamento con doce heridas de puñaladas.

Las especiales circunstancias de Asesinato en el Orient Express

Agatha Christie nos plantea un caso en el que el asesinato podría haber salido a pedir de boca si no hubiera sido por las inclemencias del tiempo. Una ventisca paraliza el avance del tren y esto implica que el autor de los hechos no pudiera bajarse en la siguiente estación.

Para más inri, no podía imaginar que uno de los viajeros del Orient Express fuera Hércules Poirot, el gran y afamado detective cuyo historial de casos resueltos a lo largo de Europa era conocido por todos. Cuando este tome los mandos del caso, el asesino verá tambalearse lo que parecía un crimen perfecto.

La psicología de Hércules Poirot en la resolución del caso

El detalle que siempre ha hecho especiales las novelas de Agatha Christie ha sido el prisma con el que se encaraban sus investigaciones criminales. Sus dos personajes por excelencia, Miss Marple y Hércules Poirot, tienen un aspecto común entre tantas discrepancias: ambos perciben la resolución de los casos como algo meramente psicológico, dejando las pruebas materiales en un segundo plano.

En Asesinato en el Orient Express, si bien tenemos una serie de capítulos en los que Hércules Poirot y sus ayudantes improvisados se remangarán y estudiarán la escena del crimen, el grueso de la historia transcurrirá en conversaciones del detective belga con los sospechosos de haber cometido el asesinato.

«'Asesinato en el Orient Express' es una partida de ajedrez entre Hércules Poirot y los sospechosos del crimen». @carbel1994 Clic para tuitear

Asesinato en el Orient Express es una partida de ajedrez entre Hércules Poirot y los sospechosos del crimen. El primero que mueva una pieza sin pensar en las consecuencias estará invitando a su contrincante a que cante el jaque mate.

Esta competición invita al lector a disfrutar todavía más de la novela. Nos descubriremos a nosotros mismos tratando de discernir quién es el verdadero autor de los hechos, buscaremos contradicciones y fisuras en las declaraciones y sospecharemos hasta de las sombras de los pasajeros del tren.

La conclusión de Asesinato en el Orient Express

El final de la novela de Agatha Christie muestra la estructura que ha llevado a la inglesa a convertirse en una autora tan afamada. Como en la mayoría de sus obras, reunirá a los personajes que han tenido importancia en la trama para que Hércules Poirot les relate los hechos, les muestre las contradicciones y termine por dar una solución que sorprenderá a todos.

¿Conseguirás adelantarte a Hércules Poirot?

 

Este artículo fue publicado en el n.º 3 de Capítulo 1.

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, clique el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies