La primera revista para escritores

¿Cómo se usa el arco de transformación en un guion?

0 412

¿Cómo se usa el arco de transformación en un guion?

Uno de los mecanismos más recurrentes en muchas historias es el arco de transformación de un personaje. ¿En qué consiste? ¿Vale para cualquier tipo de historia?

El arco de transformación es un mecanismo narrativo que parte de un personaje con un conflicto interno y que posee la capacidad de actuar ante las circunstancias para convertirse en una persona diferente. En otras palabras, un personaje tiene que hacer frente a una realidad de la que no puede escapar. Entonces el personaje toma un camino que suele ser una excusa para escapar del dolor que le atormenta. Finalmente, el personaje encuentra la solución aceptando quién es en realidad y qué necesita para ser feliz. Al menos esta suele ser la evolución más común.

Hay varios ejemplos de arcos de transformación, uno de los más conocidos es la transformación de Anakin Skywalker a  Darth Vader en la saga Star Wars.

Hay varios ejemplos de arcos de transformación, uno de los más conocidos es la transformación de Anakin Skywalker a  Darth Vader en la saga Star Wars. Aunque me gustaría centrarme en uno de los casos más visibles: la serie de Breaking Bad. Resulta curioso que el planteamiento de esta serie se fundamente en este recurso. Una opción más propia de un largometraje que de una serie, ya que el arco tiene una fecha de caducidad definida.

Breaking Bad se centra en Walter White, un profesor de química de instituto y empleado de lavacoches, aunque tiene unas habilidades y unos conocimientos de primera clase. De hecho, Walter ha sido superado por todos sus compañeros y amigos en todos los aspectos. Walter no tiene una vida acomodada, no tiene premios que reconozcan sus conocimientos, no es respetado por sus alumnos, ni por sus jefes, pero al menos puede contar con su familia.

«El arco de transformación es un recurso muy interesante, difícil de desarrollar, pero que merece, y mucho, la pena explorar en infinidad de historias». @DavidTorresOrtn Clic para tuitear

Sin embargo, la situación familiar tiene complicaciones, Walter tiene impotencia sexual y su esposa está en paro y embarazada, sin olvidar al hijo de ambos que sufre el acoso de abusones por su parálisis cerebral. Por desgracia, el señor White recibe la noticia de que tiene cáncer de pulmón y solo le quedan 18 meses de vida.

Los dos párrafos anteriores muestran la conflictiva realidad en la que se encuentra el protagonista. Una vida frustrante que recibe un detonante implacable que es el cáncer de pulmón y que establece una cuenta atrás poderosa. Con este trágico anuncio Walter decide actuar y elige un mal camino.

Tras recibir la trágica noticia, Walter decide aprovechar sus conocimientos para desarrollar una droga excepcional y así lograr una gran fuente de ingresos para su familia antes de morir. Esta ambición lleva al profesor a convertirse en un monstruo que es capaz de hacer cualquier cosa por dinero.

El arco de transformación de Walter, que va de un profesor de química inofensivo a convertirse en una leyenda del crimen organizado, es un gancho extraño pero potente para el espectador.

Arco de transformación

El arco de transformación de Walter, que va de un profesor de química inofensivo a convertirse en una leyenda del crimen organizado, es un gancho extraño pero potente para el espectador. Por norma general, una historia debería ser lo suficientemente interesante como para hacer que la vida del protagonista se transforme o al menos exista la posibilidad de cambio.

De lo contrario, parece que no hemos hecho bien nuestro trabajo como guionistas. No obstante hay distintos tipos de historias y un arco de transformación no siempre funciona. De hecho, los largometrajes de supervivencia no suelen hacer uso de esta «mutación». En este tipo de historias el interés radica en si ese personaje va a sobrevivir o no y, si es el caso, cómo lo conseguirá

Incluso se puede confundir a la audiencia y se desvía la atención de lo que de verdad importa en la historia. Como es el caso de Calle Cloverfield 10 en el que encontramos el arco de transformación de Michelle de «cobarde» a mujer «MacGyver», perdón, a «valiente».

Por ejemplo, en Buried tampoco se necesita de un arco de transformación y no lo hay. Lo único que quiere saber el espectador es si Paul Conroy será capaz de salir del ataúd o no. El protagonista es el mismo al principio y al final de la película, la peripecia de si va a salir o no del ataúd es lo que mantiene enganchado al espectador.

En definitiva, no hay que abusar del arco de transformación, pero desde luego es un recurso muy interesante, difícil de desarrollar, pero que merece, y mucho, la pena explorar en infinidad de historias. Sin embargo, en otras puede convertirse en ruido.

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, clique el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies