La primera revista para escritores

«El halcón maltés», de Dashiell Hammett

0 175

El halcón maltés, de Dashiell Hammett

En este viaje por recorrer las grandes novelas policíacas de la historia de la literatura, se ha cruzado ahora en mi camino El halcón maltés, una novela publicada en el año 1930 por Dashiell Hammet y que está considerada por público y crítica como uno de los grandes exponentes del género.

¿Qué es El halcón maltés?

Silencio, incertidumbre, una constante vorágine de misterio y una sensación de estar navegando por un río cuya desembocadura es la muerte.

El halcón maltés es una novela que juega con el lector desde su primera página.

Su premisa es mantenerle perdido, que no sepa cuál es la realidad sobre el caso que se está investigando, pero con las gotas de información justas que le hagan pensar que circunscribe un tema importante.

No nos sentimos solos con dicho pensamiento. Sam Spade, protagonista de El halcón maltés, se encuentra igual que nosotros. No obstante, en todo momento el lector mantiene la sospecha de que hay alguien que sabe más y que está siendo más listo que nadie.

Investigaciones, mentiras y el comienzo del caso de El halcón maltés

Sam Spade y Miles Archer son dos investigadores privados al estilo de la novela policíaca clásica. Desempeñan su trabajo porque la policía tiene muchos problemas para resolver los casos más complicados y el hecho de que ellos sí que sean capaces de lograrlo y de que hayan mostrado una mayor inteligencia que el cuerpo policial hace que las relaciones entre los dos bandos estén bastante deterioradas. Aun así, cada uno sabe cuándo acudir a solicitar la ayuda de su contraparte.

La vorágine de incertidumbre comenzará una noche en la que una mujer se acerca a su despacho y les quiere contratar. Les contará una historia que parece a todas luces mentira. Según ella, una persona ha secuestrado a su hermana y quiere que los protagonistas de El halcón maltés la encuentren, detengan y traigan a su familiar a casa de nuevo.

Tanto Sam Spade como Miles Archer son sabedores de que la historia que les está contando no tiene ni una pequeña parte de verdad…

Tanto Sam Spade como Miles Archer son sabedores de que la historia que les está contando no tiene ni una pequeña parte de verdad, pero la alta cantidad de dinero que la mujer deposita sobre la mesa consigue que al menos se interesen por qué habrá detrás de sus falsas palabras. Sin embargo, ninguno de los dos es consciente de que, tomando ese dinero entre las manos, están entrando en el juego de la búsqueda de la figura más valiosa del mundo: un halcón maltés.

Para Sam Spade será una sorpresa recibir una visita de la policía esa misma noche tras haberse descubierto que tanto Archer como Thursby (la persona a la que vigilaban) han sido encontrados asesinados por un disparo de bala. Aunque más impactante será todavía escuchar las sospechas de la policía acerca de que es él quien ha perpetrado ambas atrocidades a causa de la relación secreta que mantenía con la mujer de su fallecido compañero.

Sam Spade comenzará una investigación para conocer lo que realmente ha sucedido con el objetivo de limpiar su nombre y hallar la verdad que se esconde en dicho mar de mentiras y secretos.

La figura del halcón maltés

Toda la trama de la novela de Dashiell Hammet gira alrededor de una misteriosa figura de un halcón maltés. Se trata de una pieza histórica cuyo valor es incalculable y todos los personajes que lo buscan acabarán chocando inevitablemente dejando innumerables víctimas por el camino. Al final, el dinero siempre es lo que mueve el mundo.

No obstante, este no será un dato que manejemos desde el principio, sino que tardaremos muchísimas páginas en entender la verdadera importancia de esta pieza de colección que, por derecho hereditario, debería de pertenecer a la Corona española, pese a que su especial valor ha hecho que coleccionistas lo hayan estado moviendo por todo el mundo en el más absoluto secreto.

Sam Spade: el protagonista de la novela

En El halcón maltés encontramos el típico planteamiento que acompañaba a las novelas policíacas en los últimos dos siglos.

Historias protagonizadas por un investigador privado cuyas capacidades de deducción están fuera de la normalidad humana y al que acompaña uno o más personajes con el objetivo de humanizarlos y tener la excusa de explicarle a los lectores, mediante conversaciones con este ayudante, qué es lo que está cavilando en cada momento.

«... es la personalidad de Sam Spade la que consigue que la historia fluya con muchísimo dinamismo, enganchando más al lector con cada página». @carbel1994 Clic para tuitear

No obstante, fuera de cualquier cliché que pudiera ensombrecer la novela a causa de pautas de las que ya estamos cansados, es la personalidad de Sam Spade la que consigue que la historia fluya con muchísimo dinamismo, enganchando más al lector con cada página.

Además, este detective está en la misma posición que quien lee. No es un personaje que maneje más información que quien está disfrutando la historia. No. No se le hace este tipo de trampas al lector, por lo que este disfrutará con cada descubrimiento que haga Sam Spade, al mismo tiempo que se cuestionará si las medidas que toma no chocan con su ética y su moral.

El planteamiento de la resolución de El halcón maltés

Como toda buena novela policiaca, el clímax de la historia se alcanza en el momento de la resolución del crimen que nos ha hecho viajar al lado del detective protagonista. El halcón maltés no iba a ser menos y Dashiell Hammet consigue que esta escena sea la más importante e impactante de todo el libro.

Como nos tenía acostumbrados la literatura policíaca de los últimos siglos, esta resolución se realiza en una sala con todos los personajes importantes de los que hemos sospechado juntos y con Sam Spade dirigiendo un alegato que nos dejará boquiabiertos.

Es una fórmula de planteamiento que se ha perdido en la literatura policíaca actual, pero que siempre daba lugar al cara a cara entre los lados buenos y malos, y era ese momento en el que los lectores nos dábamos cuenta de que no hay tanta diferencia entre ambos y que entre los bandos puede llegar a existir un respeto y reconocimiento mutuo.

«Su narración exquisita y la buena gestión del misterio que realiza, además, sin plantear ninguna trampa al lector, la convierten en una historia muy disfrutable». @carbel1994 Clic para tuitear

Conclusión sobre El halcón maltés de Dashiell Hammet

El halcón maltés se ha convertido en una de mis novelas policíacas preferidas. Se merece la reputación que se le otorga. Su narración exquisita y la buena gestión del misterio que realiza, además, sin plantear ninguna trampa al lector, la convierten en una historia muy disfrutable. Os aseguro que todos querréis saber qué es ese objeto de un pájaro negro que tanto buscan.

 

Este artículo fue publicado en el n.º 2 de Capítulo 1.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, clique el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies