La primera revista para escritores

El neorrealismo italiano

Primo Levi (1960)
0 754

El neorrealismo italiano 

 

Hasta los años 30 del siglo XX, la literatura italiana está dominada por las vanguardias. En esa época, el narrador más importante es Italo Svevo (1861-1928), autor de La conciencia de Zeno, publicada en 1923. 

Poco después, escritores, pintores y cineastas italianos comenzarán a desarrollar una corriente, conocida como neorrealismo, hasta los años 50. Observan la realidad cotidiana dentro del marco social que la condiciona. Los principales temas que utilizarán son la pobreza, la amenaza del fascismo y los conflictos humanos. Con ello revelan la realidad social italiana del momento, reflejan a las clases populares y consiguen llegar a un amplio público. 

En el ámbito literario, los principales autores serán Cesare Pavese, Alberto Moravia, Elio Vittorini, Primo Levi, Italo Calvino y Pier Paolo Pasolini. 

 

Cesare Pavese

 

Escribir es poner en las palabras toda la vida que se respira en el mundo. (Cesare Pavese). @isionperez Clic para tuitear

 

El poeta Cesare Pavese (1908-1950) escribió novelas como El bello verano (1940), con la que consiguió el premio Stregasobre el paso de la adolescencia a la madurez de una mujer joven, GiniaEl relato se publicó en 1950 junto a El diablo en las colinas Entre mujeres solas. Pavese intentaba elevar a los personajes a la categoría de universales y utilizar palabras sencillas, pero en las que el lector apreciara diferentes sentidos y evocaciones. Al fin y al cabo, como decía el autor «escribir es poner en las palabras toda la vida que se respira en el mundo». La trama de El bello verano es muy sencilla, y progresa en capítulos breves. La adolescente Ginia aparece inocente en el ambiente bohemio de Turín hasta conocer la corrupción de la edad adulta. Los personajes no son ni descritos ni juzgados, ya que su personalidad se configura conforme avanza la trama. 

 

Entre sus novelas destaca también La luna y sus hoguerasque se publicó póstumamente en 1950. Para muchos es la obra maestra de Pavese.

 

Otra de sus obras es De su tierra (1941) sobre el enfrentamiento del obrero Berto, símbolo de la ciudad, y el campesino Talino, símbolo del campo. El autor definió esta novela como un «sordo duelo de astucias», entre los personajes, pero también entre Turín y la zona de las Langhe. Esta ambientación sirve a Pavese para proyectar la violencia de la guerra en una dimensión cotidiana. Algunos críticos consideran que es el primer libro del autor que desarrolla temas como la soledad y las propias raíces. La novela influyó en escritores posteriores. 

Entre sus novelas destaca también La luna y sus hoguerasque se publicó póstumamente en 1950, y trata sobre un hombre que ha hecho fortuna en América y regresa a la región del Piamonte, donde pasó su infancia y juventud. Para muchos es la obra maestra de Pavese. Se trata de un relato simbólico que nos muestra la imposibilidad de regresar a los orígenes o de encontrar un sitio en el mundo. El narrador protagonista trata de saber quién fue antes de nacer y descubrirá que el lugar perfecto gracias a la nostalgia no es más que un desastre. 

 

Alberto Moravia

Alberto Moravia (1907-1990) publicó Los indiferentes en 1929. En esta obra criticaba las convenciones de la burguesía italiana a través de una familia que se ve abocada a la ruina. En una compleja trama de deseos (de la madre por su amante, de este por la hija) y de celos, las reacciones de los personajes llevan el drama al desenlace. 

De 1941 es Mascarada, una sátira contra el fascismo. Pero esta sátira, a través de la conspiración de personajes como Sebastián y Fausta, termina ofreciendo un retrato de políticos e intelectuales más general. La obra causó escándalo. Como era de ascendencia judía, Moravia tuvo que ocultarse para no ser detenido. 

 

Elio Vittorini

Elio Vittorini (1908-1966) muestra en Conversaciones en Sicilia, de 1941, su aversión al fascismo. La novela tiene tintes autobiográficos y el protagonista se va encontrando con prototipos de la Italia de la época. Este protagonista es Silvestro, un tipógrafo que recibe una carta de su padre en la que le cuenta que abandonó a su madre. Durante tres días y tres noches, en cinco bloques narrativos, el personaje viajará por Sicilia en un itinerario simbólico que le llevará a recuperar gradualmente la memoria. Vittorini utiliza la repetición de palabras y las alusiones simbólicas en abundantes diálogos que proporcionan un ritmo narrativo peculiar. La prosa es lenta, lo que ayuda a manifestar esa recuperación gradual de la memoria y del propio yo. 

 

Primo Levi

 

Antonio Muñoz Molina consideraba que la trilogía de Levi permitía aprender la historia de Europa, y que no se podría tener una conciencia política cabal sin haber leído esta obra. 

 

Primo Levi (1919-1987) era judío de origen sefardí. Luchador antifascista, sobrevivió al campo de concentración de Auschwitz. Narró su experiencia en Si esto es un hombre, en 1947. Al principio, la obra pasó casi inadvertida, pero alcanzó mayor popularidad al ser reeditada en 1958. En la obra, Levi relata el día a día en el campo de Auschwitz junto a otros prisioneros. Recurre con frecuencia a la Divina Comedia de Dante, ya que esta obra ilustra la caída al infierno que supone el horror y la deshumanización que sufrieron los prisioneros, forzados a luchar por sobrevivir. Describe la labor de los Kapos, la violencia, el frío, la hambruna y la insolidaridad. También hay referencias a la Odisea de Homero, con Ulises arrojándose junto a unos pocos hombres en su barco mar adentro. Al transgredir los límites, Ulises muestra que la perseverancia puede ser lo más poderoso en un hombre. 

En 1976, Levi añadió un anexo a la obra en la que respondía las preguntas más frecuentes que le habían sido formuladas en diferentes conferencias. 

Antonio Muñoz Molina consideraba que la trilogía de Levi permitía aprender la historia de Europa, y que no se podría tener una conciencia política cabal sin haber leído esta obra. 

 

Italo Calvino

Las primeras obras de Italo Calvino (1923-1985) fueron El sendero de los nidos de araña (1947), en la que recoge sus experiencias como partisano, y el volumen de cuentos Por último, el cuervo, de 1949. 

El sendero de los nidos de araña es la historia de un niño, Pin, en Italia durante la guerra y la resistencia. Pin busca por las calles posibles clientes para su hermana prostituta. Un día roba una pistola a un soldado alemán y la oculta en un misterioso lugar que él llama «nidos de araña». Será apresado y conseguirá escapar, sin tener más remedio que lanzarse al monte. Allí conocerá a Primo, un hombre regio que lo llevará hasta un campamento partisano.  

Calvino consideró que para escribir esta obra debía apegarse a lo verídico. Y entendía el neorrealismo como un acercamiento a lo inédito, a los sectores de Italia que aún no habían sido narrados. El autor muestra la sordidez de la ciudad y el ambiente bélico en el campo. Y en su obra hay una reflexión crítica sobre los fines de la lucha partisana, la inmovilidad y las dudas sobre el futuro. 

En los cuentos de Por último, el cuervo, Italo Calvino evoca a través de los diferentes relatos y personajes la experiencia bélica que aún tiene cercana. 

 

Pier Paolo Pasolini

En los años cincuenta encontramos las novelas de Pier Paolo Pasolini (1922-1975) Muchachos de la calle, Una vida violenta, Nebulosa (1959) Mujeres de Roma (1960). La primera de ellas, publicada en 1955, se sitúa al final de la segunda guerra mundial en la dura posguerra italiana.  

Una vida violenta (1959) se centra en el destino de un joven delincuente de los suburbios de Roma, Tommaso. Pasolini utiliza la lengua marginal de la época y muestra la violencia y dureza de la vida de los bajos fondos en la ciudad. 

En general, en sus novelas, Pasolini centra su interés en los suburbios, donde se había ido creando un cinturón de pobreza. Los personajes se ganan la vida como pueden y son el resultado de la historia que les ha tocado vivir. 

El autor buscará la esencia de una vida más equilibrada, la pureza antigua. Y sus primeras películas reflejarán también esa búsqueda. 

 

Otros artículos de Encarna Pérez

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, clique el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies