La primera revista para escritores

El pícaro

0 231

El pícaro

 

La novela picaresca se desarrolló ampliamente en los siglos XVI y XVII en España, pero la figura del pícaro tiene raíces más antiguas y se ha mantenido hasta la actualidad.

Esta figura es un personaje que reacciona ante la maldad del ambiente con el deseo de sobrevivir y no pasarlo mal. Por su origen, el pícaro se encuentra desfavorecido y desprotegido. La astucia y el ingenio serán sus principales armas para hacer frente a esa situación. Impulsado por la necesidad, descubrirá las debilidades humanas y las aprovechará como pueda.

Un pícaro astuto e ingenioso es el protagonista de la Odisea de Homero. Ulises es un héroe, pero también es el inventor de la argucia del caballo en la guerra de Troya o el Nadie que engaña al cíclope. @isionperez Clic para tuitear

 

Comenzó en la literatura como un personaje secundario en la comedia y en la escena quedará representado como un criado ingenioso. Pero llegará un momento en que será personaje principal de la historia. Entonces, tal como recuerda Elizabeth Frenzel, servirá para sacudir «a la humanidad aparentemente encumbrada» y a la literatura que ha convertido en protagonistas a esas «personas elevadas».

Según la época en que se sitúe el personaje del pícaro, será un bromista, un rufián, un aventurero o un malvado, sin escrúpulos por carecer de ellos o porque se los han arrebatado.

Un pícaro astuto e ingenioso es el protagonista de la Odisea de Homero. Ulises es un héroe, pero también es el inventor de la argucia del caballo en la guerra de Troya o el Nadie que engaña al cíclope. Y todo ello sirve para salvar a sus compañeros.

Una de las obras que tradicionalmente se han considerado como base de la picaresca en España ha sido El asno de oro, del escritor latino Apuleyo. En ella, Lucio se ve transformado en asno y desde esa nueva perspectiva presentará críticamente a la sociedad y al hombre, a través de su servicio a diferentes amos.

 

El pícaro evolucionará y muchos consideran que el personaje se define totalmente con Guzmán de Alfarache, el protagonista de la obra de Mateo Alemán.

 

En el siglo XVI apareció y se desarrolló, como decíamos, el género de la novela picaresca en España. El contexto es el de una sociedad donde solo se podía ascender con dinero. El antagonista de los héroes de capa y espada se convirtió en protagonista. En La vida de Lazarillo de Tormes se trata de un chico con un origen humilde, innoble, que lo condiciona y lo encamina hacia el mal. En el caso de Lázaro, la falta de respaldo familiar lo convierte primero en víctima, pero termina abriéndose paso en la vida mediante medios lícitos e ilícitos. La necesidad y el hambre serán sus mayores impulsos y su ingenio aparecerá de esa necesidad.

El pícaro evolucionará y muchos consideran que el personaje se define totalmente con Guzmán de Alfarache, el protagonista de la obra de Mateo Alemán. Al principio, Guzmán es mozo de muchos amos y pasa por diferentes oficios. Aprende a robar y a engañar. Pero la obra está contada por el personaje cuando ya ha llegado a la madurez. Encontramos entonces al moralista implacable narrando la historia del Guzmancillo que encauzaba su vida a través de la delincuencia. La conversión del personaje aparece cuando tras una noche llorando, se queda dormido y expresa: «Cuando recordé, halleme otro, no yo ni con aquel corazón viejo que antes».

 

Las características principales de la pícara difieren en la utilización de la belleza para conseguir sus propósitos, en ir siempre acompañadas o en defender su libertad.

 

Francisco López de Úbeda transfiere este motivo a una protagonista femenina en La pícara Justina, en 1605. Y, tras esta, aparecerán mujeres en La hija de Celestina, de Salas de Barbadillo, Teresa de Manzanares y La garduña de Sevilla, de Castillo Solórzano. El objetivo del personaje será ahora seducir al mayor número posible de hombres adinerados. Las características principales de la pícara (como la baja ascendencia, la carencia de escrúpulos o la utilización del ingenio y la astucia) coinciden con las de los personajes masculinos, pero difieren en la utilización de la belleza para conseguir sus propósitos, en ir siempre acompañadas o en defender su libertad.

La picaresca aparecerá en otros países de Europa. En Alemania se adopta el esquema de la narración y la utilización de la primera persona. Simplicius Simplicissimus es el protagonista de la novela barroca Der abenteuerliche Simplicissimus Teutsch. El autor, Grimmelshausen, participó en la guerra de los treinta años y, al parecer, los horrores que vio en ella le inspiraron buena parte de su obra. El personaje es un joven muy ingenuo que ha sido criado de forma salvaje. Al huir de los soldados que saquean su aldea, encuentra a un ermitaño que lo cuida y le da un nombre. Al morir el ermitaño, Simplicius acaba convertido en bufón primero y en un pícaro después. Pero hay una diferencia en este personaje con respecto a otros y es su carácter religioso y su conciencia.

 

En Estados Unidos, la novela de Mark Twain Las aventuras de Huckleberry Finn, de 1884, presenta una crítica de la sociedad provinciana del país a través del personaje que se evade de esa realidad.

 

En Inglaterra, una de las figuras más destacadas es la protagonista de Moll Flanders, la novela de Daniel Defoe de 1722. Se trata de una mujer de origen humilde, hija de una convicta de la prisión de Newgate. Intenta sobrevivir gracias al ingenio y seduciendo a hombres ricos. Al final de su vida aparecerá arrepentida y regresará junto a su marido a Inglaterra para vivir «en sincera penitencia por las vidas de pecado que hemos vivido». La picaresca del personaje se puede observar sobre todo en la primera parte de la novela, ya que Moll evoluciona como una estafadora consciente hasta su conversión última.

En Estados Unidos, la novela de Mark Twain Las aventuras de Huckleberry Finn, de 1884, presenta una crítica de la sociedad provinciana del país a través del personaje que se evade de esa realidad. El joven no va a la escuela ni a misa y no tiene una familia que lo proteja. Sin embargo, aunque Huckleberry tiene las reacciones típicas del pícaro, es muy joven y pronto se ve reintegrado en la sociedad. La novela está narrada en primera persona.

Kim es protagonista de la novela de Kipling editada en 1901. Sobrevive en su niñez mendigando por las calles.  Conoce a un lama, y juntos, como maestro y discípulo, buscan el río de la flecha. Kim siente una fuerte inclinación por las aventuras. Será reclutado como espía y en la novela quedarán mezcladas la picaresca y la espiritualidad.

 

Terry Pratcher publicó en 2014 Perillán, una obra destinada al público juvenil. Está ambientada en el Londres victoriano y recuerda a las obras de Dickens.

 

En la novela satírica El buen soldado Svejk, del autor checo Josef Lada, se narran las aventuras de este soldado en la primera guerra mundial. En la obra, las características propias del pícaro se muestran en el protagonista Svejk, en su afán por sobrevivir, en el hecho de que viva diferentes aventuras desde que es detenido en una taberna hasta llegar casi a participar en la guerra de trincheras. Y en todo momento disfruta de la vida tanto como puede. El carácter de Svejk servirá para mostrar la sátira política de la obra.

Terry Pratcher publicó en 2014 Perillán, una obra destinada al público juvenil. Está ambientada en el Londres victoriano y recuerda a las obras de Dickens. El libro mezcla la crítica social con el humor. Perillán salva a una chica en un asalto e intenta conocer los motivos de ese ataque. Como buen pícaro, conoce todos los lugares de la ciudad y sabe dónde y a quién preguntar para obtener la información. El chico pobre y sin futuro tiene la oportunidad, al intentar salvar a la chica, de convertirse en un héroe.

Pero el pícaro no está solo en la novela, sino que aparece también en el cómic, el cuento y el cine.

 

En el cine encontramos un ejemplo de este personaje en la película argentina Nueve reinas.

 

Carpanta, por ejemplo, fue creado por Josep Escobar en 1947. El principal objetivo del personaje es calmar su hambre, pero ese deseo siempre se ve frustrado, aunque inventa mil argucias para conseguirlo. Carpanta vive debajo de un puente, solo, aunque lo acompañan otros personajes fijos. Con el tiempo, abandona el puente y vive en una casa.

En el género del cuento, el personaje de El gato con botas podría ser el pícaro que, a través de la astucia, el ingenio y la mentira, triunfa socialmente.

En el cine encontramos un ejemplo de este personaje en la película argentina Nueve reinas, donde dos estafadores se unen como maestro y aprendiz para vender unas estampillas falsas con las que pueden obtener mucho dinero.

 

Imagen: 1907-02-09, Blanco y Negro, La ruta del Lazarillo, Medina Vera. Dominio público.

Otros artículos de Encarna Pérez

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, clique el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies