La primera revista para escritores

Eso lo he visto antes: Capitán América

0 535

Eso lo he visto antes: Capitán América

 

¿Qué tiene que ver el Capitán América con estas leves nociones sobre documentación histórica? En apariencia, nada. Pero cuando Joe Simon y Jack Kirby crearon a su héroe, hicieron una síntesis documental que aquí vamos a analizar históricamente. Ellos agregaron y yo, como un forense, despiezaré.

Empecemos por la cabeza. Las alitas de la calota recuerdan al casco de invisibilidad que llevó Perseo cuando decapitó a Medusa. Pero hay un par de bellísimos restos arqueológicos que también las llevan. Se trata de dos cascos itálicos: un ático-frigio crestado del museo de Arte Clásico de Mougins, en la Costa Azul; y un ático samnita con la cabeza de un grifo, de la Villa Getty, en Malibú, ambos del siglo IV a. C.

 

… el antifaz que oculta la identidad de Steve Rogers es el de un casco vikingo, pero el de uno auténtico…

 

Sin bajar del cuello, el antifaz que oculta la identidad de Steve Rogers es el de un casco vikingo, pero el de uno auténtico, nada que ver con los cuernos que se sacaron de la manga de la guerrera los nacionalistas alemanes del XIX. El ejemplar que vemos, del siglo X, fue hallado en Gjermundbu (Noruega).

Capitán América
Lorica squamata (Columna Trajana)

 

Metámosle el bisturí a la esclavina de escamas. Un pueblo del norte del Mar Negro usaba armaduras escamosas ya en el VII a. C.: los jinetes escitas, aliados del rey babilonio Nabopolasar en la destrucción de la capital asiria, Nínive, hazaña que fue su estreno histórico. La Columna de Trajano da fe de que las unidades auxiliares de arqueros sirios de las legiones las usaban; la llamaban lorica squamata.

 

 

«Las mallas de los superhéroes dan para algún que otro chiste, pero no son muy diferentes de las medias calzas de los piqueros, arcabuceros y rodeleros de los Tercios hispánicos, y esos aguantaban pocas bromas» @JjPicos Clic para tuitear

 

Las mallas de los superhéroes dan para algún que otro chiste, pero no son muy diferentes de las medias calzas de los piqueros, arcabuceros y rodeleros de los Tercios hispánicos, y esos aguantaban pocas bromas. Por menos de una sonrisita al mirarle las piernas, don Juan de Austria te armaba la de Lepanto. El retrato es un anónimo de alrededor de 1575.

 

 

Y llegamos a los pies, envueltos en una estilización de las botas que, desde la Baja Edad Media hasta el fin del Antiguo Régimen, llevó todo soldado que se tuviera que subir a un caballo. Y no hablo solo de unidades de caballería, sino de ballesteros montados, de mosqueteros franceses, de coraceros negros germanos o de dragones españoles. Cuando entraban en combate, se las subían por encima de la rodilla y las ataban. Las que calza un personaje de la película Los tres mosqueteros (2011) son las tatarabuelas de las del Capitán América, que también monta, pero en moto.

 

A la izquierda, hoplitas clásicos; a la derecha, dos falangistas (hetairoi.de)

 

Nos queda un corte que dar en esta autopsia histórica, y no es menudo. ¿Dónde se vio por primera vez el arma ofensivo-defensiva del superhéroe de Simon y Kirby? Claro, entre las milicias ciudadanas de las polis griegas. Porque el escudo del Capitán América es un aspis, popularmente conocido como hoplon, «herramienta, arma», de donde viene hoplita, «portador del hoplon», y panoplia, «todas las armas». Por su tamaño, el del americano se acerca más al de los falangistas de Alejandro Magno que al de los héroes de las Termópilas. El aspis macedonio era más pequeño que el hoplita porque se necesitaban las dos manos para empuñar la sarisa, la pica desmontable de seis metros de largo. El escudo colgaba del hombro contrario con una cincha.

Así que, ya habíamos visto antes al Capitán América, pero desmenuzado a lo largo de la historia. Y es que, para saber, solo hay que mirar con ganas de ver.

¿A que ahora mirarás a los superhéroes con otros ojos? Pues tengo más…

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, clique el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies