La primera revista para escritores

Johann Ludwig Tieck

Y entonces «El Quijote» llegó a Alemania

0 324

Johann Ludwig Tieck

Un pequeño apunte biográfico

Johann Ludwig Tieck (Berlín, 1773 – 1853), considerado uno de los más grandes hispanistas que ha dado la literatura alemana y calificado por Hebel como «el rey de los románticos», vivió en una época en la que el español comenzaba a florecer por tierras germanas y su estudio (Grimm, Eichendorff y Schlegel leían y traducían las obras maestras de la literatura española) causaba furor entre los intelectuales del momento.

Tieck fue un rebelde apasionado, de espíritu inquieto, un inconformista, un autor desbocado, un antihéroe que revolucionó los esquemas literarios de una época en la que los tardoilustrados berlineses no dudaron en atacarle con frases como «ahí va el traidor Tieck», por desviarse, con sus innovaciones literarias, de la corriente romántica tradicional.

Extravagante, desordenado, desenfrenado y desmedido, editor de obras póstumas, amante de la parodia, de la sátira y de la distorsión, creó maravillas literarias y rastreó, con sus propias palabras, los más oscuros demonios del inconsciente. Revolvió y desmanteló las convenciones establecidas e ideó, hasta la saciedad, chanzas y burlas de todo tipo.

«Extravagante, desordenado, desenfrenado y desmedido, editor de obras póstumas, amante de la parodia, de la sátira y de la distorsión, creó maravillas literarias y rastreó los más oscuros demonios del inconsciente». @Merche_Gotica Clic para tuitear

Ludwig Tieck fue un apasionado caminante que recorrió, al igual que Eichendorff (De la vida de un inútil) y Heine (Cuadros de viaje), las montañas de Harz. Capaz de unir lo bello con lo terrorífico, lo extraño con lo ingenuo, en cada una de sus historias sucedía algo, fuera lo que fuera, que manifestaba un punto de inflexión en el que las consecuencias llevaban directamente al desenlace.

Se dedicó, además de a viajar por el mundo, a la narrativa, al teatro y a la lectura en salones literarios, donde brilló con luz propia y donde su figura y el arte de su voz quedaron reflejadas para siempre en la memoria del tiempo. Realizó las labores de consejero áulico y asesor teatral en la corte de Sajonia y actuó como lector oficial en la corte del rey Federico Guillermo IV.

Del trabajo de Tieck dijeron que fue la obra de un loco, que no fue más que literatura, que jamás se ocupó de asuntos serios y que la creó con la única intención de destruirla. Dijeron también que fue un autor de historias imposibles de las que hasta entonces nadie había oído hablar y que su propia inventiva acabaría por dejarlo sumido en el olvido.

Años después de su muerte, los partidarios nazis Linden (1933) y Weltrup (1938) lo acusaron de crear el arte de la degeneración por excelencia e intentaron, por todos los medios, que sus escritos no volvieran a leerse. Quisieron destruir su obra, hacerla desaparecer. Afortunadamente, no lo consiguieron.

De sus obras

En 1790 publicó Almanzor, su primera novela. Le siguieron Abdlah y Charles de Beneck. La fama le llegó con William Lovell, una novela epistolar (1796) y con Las aventuras de Franz Sternbald (1798) que fueron, en realidad, sus propias aventuras.

Con Die verkehrte Welt (El mundo al revés [1798]) renovó las estructuras dramáticas tradicionales, llevando su particular romanticismo hacia el mundo de la fantasía y hacia las antiguas leyendas alemanas de la época medieval.

El gato con botas

Antes de sus publicaciones del 98 apareció una rareza, o más bien, una de sus grandes genialidades: Der gestiefelte Kater (El gato con botas [1797]). Tieck convirtió un cuento para niños en una comedia satírica basada en la ignorancia, en la opresión y en la mentira. Sacó a la luz la realidad de la época utilizando un narrador que actuó como amo y señor de la razón universal.

Muchos años después, concretamente en 1844, en presencia de toda la corte y de un público elegante y distinguido El gato con botas se puso en escena. El público, que había acogido el libro con agrado no acogió la representación del mismo modo. Se vio reflejado en la historia e inmediatamente la rechazó, al igual que rechazó a Tieck, utilizando frases como «Nadie recordará jamás al traidor Tieck».

Y entonces El Quijote llegó a Alemania

Der scharfsinnige Edle Don Quixote von la Mancha (El ingenioso hidalgo don Quijote de la Mancha)

Dos años después comenzó la increíble tarea de a traducir El Quijote al alemán. Ludwig Tieck tenía entonces veintiséis años y un amplio conocimiento de nuestro idioma, de nuestras costumbres y de nuestra literatura.

La proeza de Johann Ludwig Tieck continua vigente y su Don Quijote, que no ha pasado de moda, se sigue utilizando para la publicación de ediciones modernas.

Decidido a plasmar la realidad de un libro que le fascinaba, no cejó en el empeño hasta que lo consiguió. Realizó la traducción entre 1799 y 1801. La primera edición se publicó en cuatro volúmenes, que vieron la luz al completo en 1801.

Hoy en día la obra de Cervantes continúa dando vueltas por tierras alemanas. La proeza de Johann Ludwig Tieck continua vigente y su Don Quijote, que no ha pasado de moda, se sigue utilizando para la publicación de ediciones modernas.

Hubo otras ediciones antes y después (1648, 1775, 1800, 1884 0 1964), sin embargo, la mayoría fueron traducidas de las versiones inglesas o francesas, algunas incompletas y otras, con muy poca fortuna, se alejaron bastante de la realidad.

Leben und Tod des kleinen Rotkäppchens (Vida y muerte de la joven Caperucita Roja)

En 1800, mientras estaba traduciendo El Quijote escribió otra de sus grandes genialidades: su propia versión del cuento de Caperucita Roja.

Tieck transformó la historia y la convirtió en una tragedia en verso dividida en cinco escenas.

Los Grimm se refirieron a ella en las notas de su versión de 1812 como «una encantadora versión a la manera romántica».

 

Cuentos de un genio loco

«Toda aquella generación poética no escribió nada tan perfecto como los cuentos de El rubio Eckbert, Los elfos y El Runenberg». Wilhelm Dilthey (editor, impresor y experto literato).

En 1796 escribió Der blonde Eckbert (El rubio Eckbert) y en 1802 Der Runenberg (El Runenberg [El monte de las runas]). A estos dos cuentos hay que sumarles un tercero, Die Elben (Los elfos), escrito en fecha indeterminada. Las tres narraciones fueron incluidas en su obra Phantasus (1811 – 1816), una colección de novelas, cuentos y obras teatrales que se leían y se comentaban en tertulias de amigos.

  • El rubio Eckbert fue una inspiración instantánea, un cuento en el que Tieck narró con maestría las aventuras de una oscura historia de culpa y de pecado cometido por el aviso previo del castigo. Para este cuento, en especial, ideó una palabra de nueva creación: Waldeinsamkeit (soledad del bosque).
  • El Runenberg salió de la idea que el autor tenía del poder irresistible y desenfrenado de la naturaleza. Estaba convencido de que las montañas, el bosque y las plantas albergaban algo estremecedor y misterioso, y así lo manifestó, creando una sintonía perfecta de terror, belleza e ingenuidad.
  • En Los elfos nos habló la historia de María, una muchacha que decidió pasar un día disfrutando junto a los desconocidos elfos y, al volver hacia su hogar se dio cuenta de que ese día se había convertido en siete años de su vida.

Johann Ludwig Tieck en español

  • El gato con botas
  • Vida y muerte de la joven Caperucita Roja
  • El rubio Eckbert
  • El Runenberg
  • Los elfos
  • La abundancia de la vida
  • El espíritu protector

Y también

Cabe destacar la traducción que realizó junto con A. V. Schlegel de las obras de Shakespeare, la traducción de Barba Azul y la organización y puesta en escena, en 1843, de El sueño de una noche de verano, donde la música incidental corrió a cargo de Félix Mendelson.

 

Este artículo fue publicado en el n.º 3 de Capítulo 1.

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, clique el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies