La primera revista para escritores

Knut Hamsun, soñador y conquistador

0 297

Knut Hamsun, soñador y conquistador

 

«La oscuridad reinaba en torno a mí; todo estaba tranquilo, todo. Pero en las alturas zumbaba el eterno canto de la atmósfera, ese bordoneo lejano, sin modulaciones, que jamás se calla. Presté atención tanto tiempo a ese murmullo sin fin, a ese murmullo morboso, que comenzó a turbarme. Eran, sin duda, las sinfonías de los mundos girando en el espacio por encima de mí, las estrellas que entonaban un himno…». Hambre | Knut Hamsun.

 

Un pequeño esbozo

Knut HamsunKnut Hamsun (Lomnel Gudbrandsdal, 1859 – Grimstad, 1952), cuyo apellido real era Pedersen, fue un escritor noruego que, al igual que Ibsen, Strindberg y Undset, alcanzó gran popularidad y fama a nivel mundial.

De origen humilde —procedía de una familia de campesinos noruegos— llevó, desde sus años más jóvenes, una vida nómada, errante y aventurera, un tanto despreocupada y algo desordenada.

Su deambular de aquí para allá lo abocó a ejercer los más diversos y variados oficios. Se empleó como zapatero, carbonero, maestro de escuela, picapedrero, vendedor ambulante, escribiente y empleado comercial.

Viajó a Estados Unidos en dos ocasiones, en 1882 y en 1884. En el segundo de sus viajes se desempeñó como agricultor, realizó las labores de tranviario y se ofreció como conferenciante, ante un pequeño grupo de compatriotas, en Minnesota.

Impresión literaria

Su obra estuvo marcada por el carácter imprevisible de sus narraciones y por la belleza de su prosa.

Fue pionero en el empleo de la literatura psicológica, utilizando el monólogo interior como modo de expresión de la conciencia del ser humano. Además, su obra estuvo marcada por el carácter imprevisible de sus narraciones y por la belleza de su prosa.

El tono indisciplinado, rebelde y perturbador que imprimía a sus personajes puso de manifiesto el romanticismo con tintes oscuros con el que se movió, como una constante compleja, intempestiva y apasionada, en especial, en sus primeras novelas.

Knut Hamsun, al que solían llamar el gran cronista de las tierras noruegas, fue un descriptor incansable de mundos repletos de bosques, montañas y ríos, aldeas pintorescas y rudas en cierto modo, pero llenas de vida y rebosantes de emoción.

Comentó a Zola, a Tolstoi y Dostoievski, entre otros. Algunos años después (1889) plasmó las impresiones de su estancia en Estados Unidos, muy negativa y decepcionante para él, a través del libro La vida espiritual de la América moderna.

Hambre

Considerado por muchos como el padre de la novela moderna revolucionó con 'Hambre' y con su monólogo interior, contando la historia de un hombre que malvive en las calles de una ciudad que no tiene piedad ni misericordia. @Merche_Gotica Clic para tuitear

Hambre de Knut HamsunConsiderado por muchos —Kafka, Bukowski, Miller, Thomas Mann— como el padre de la novela moderna revolucionó, con Hambre1 (1890) y con su monólogo interior, contando la historia de un hombre que malvive en las calles de una ciudad que no tiene piedad ni misericordia, y que solo consigue alimentarse en contadas ocasiones.

Y fue precisamente ese retrato de la realidad de la época, de la sociedad horrorosa y desarraigada, impolutamente miserable, el que lo catapultó a la fama de manera casi inmediata y el que consiguió, junto al brutal impacto que provocó la publicación de la obra, abrir el camino a una nueva forma de literatura.

Knut Hamsun transmitió la realidad de un nómada perdido en las calles de Cristianía (actual Oslo), siempre atraído por la llamada del bosque y de la vida nativa, que en ocasiones actuaba de forma incoherente y misteriosa, pero expresado a través de la lírica musical de sus propios impulsos, de su lenguaje de instantes vividos.

A partir de 1913 su obra evolucionó. Abandonó al individuo como protagonista (aunque no del todo) y dirigió sus pensamientos a la sociedad, mostrando sus inquietudes sociales, defendiendo a los campesinos y denunciando los abusos de la sociedad capitalista2.

Obras de Knut Hamsun

 

  • Hambre (1890)
  • Misterios (1892)
  • Pan (1894)
  • La trilogía del vagabundo
  • Bajo las estrellas de otoño (1906)
  • Un vagabundo toca con sordina (1909)
  • La última alegría (1912)
  • En el país de los cuentos (1913)
  • La bendición de la tierra (1917)
  • Textos de la infamia (recopilación textos escritos entre 1932 y 1945)

Caída de un genio

Habían pasado los años. La Segunda Guerra Mundial llegaba a su fin. Knut Hamsun nunca ocultó sus ideales políticos, como tampoco ocultó sus simpatías por Adolf Hitler. El apoyo al régimen pronazi de Vidkun Quisling en Noruega, su audiencia con Hitler y la necrológica que publicó tras su muerte, le hicieron perder el favor de un público que durante años no hizo sino adorarlo, venerarlo.

«Era un guerrero, un guerrero para la humanidad y un predicador del evangelio sobre el derecho de todas las naciones. Era un reformista del más alto rango, y su destino histórico fue precisamente ese, actuar en un tiempo de brutalidad, carente de ejemplo, que finalmente le hizo caer. Nosotros, sus seguidores, inclinamos la cabeza ante su muerte». (Necrológica de Kunt Hamsun a Hitler [7 de mayo de 1945]).3

El 25 de mayo de 1945, sin saber exactamente qué hacer, el Gobierno noruego anunció el arresto domiciliario de Knut Hamsun como sospechoso de traición a su país durante la ocupación alemana. El catorce de junio fue ingresado en la unidad de contagio del hospital de Grimstad, donde le sometieron a numerosas pruebas diagnósticas y concluyeron que sus facultades mentales estaban seriamente dañadas.

La supuesta demencia que le diagnosticaron —achacada a su avanzada edad— alivió la carga que el Gobierno noruego levantó cuando, al finalizar la guerra, tomó la decisión de detenerlo y de acusarlo de traición a la patria por su apoyo a Hitler (que Hamsun nunca negó). El tribunal que lo juzgó se retractó, lo acusó de simpatizante, lo desposeyó de sus bienes y lo dejó en la miseria.

Capítulo final

 

El mismo año de la condena, 1949, dio por finalizado Por senderos que la maleza oculta, el último libro que Knut Hamsun escribió. El tema de su demencia, incluso hoy, sigue provocando conflictos y desacuerdos, y mucha gente toma como prueba de su lucidez mental —que el mismo Hamsun siempre defendió— los escritos en forma de diario que dejó reflejados en las páginas de este libro.

 

Sus libros se quemaron, pero también se siguieron leyendo, a escondidas, pues nadie se atrevía a decir que seguía leyendo a Hamsun, el escritor que llevó a la gloria a Noruega y que en 1920 recibió el Premio Nobel, y el hombre que regaló su medalla del Nobel a Goebbels y que apoyó a Hitler aun después de la caída del Tercer Reich.

Su muerte, en 1952, fue recibida con un incómodo silencio. Durante años se convirtió en un escritor popular y maldito, adorado y odiado. Sus libros se quemaron, pero también se siguieron leyendo, a escondidas, pues nadie se atrevía a decir que seguía leyendo a Hamsun, el escritor que llevó a la gloria a Noruega y que en 1920 recibió el Premio Nobel, y el hombre que regaló su medalla del Nobel a Goebbels y que apoyó a Hitler aun después de la caída del Tercer Reich.

 

1Hambre comenzó a relatarse de forma anónima en Ny Jord (1888), una publicación periódica de la época.

2En el país de los cuentos (1913) | Bendición de la tierra (1917)

3Knut Hamsun, soñador y conquistador. Se puede encontrar en Nórdica Libros  y está basado en el archivo privado de Knut Hamsun, que Ingar Sletten encontró en el desván de la finca de Nordholm (manuscritos de novelas, cartas, notas, y sus diarios).

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, clique el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies