La primera revista para escritores

«La hija del tiempo», de Josephine Tey

0 80

La hija del tiempo, de Josephine Tey

Francis Bacon dijo en el siglo XVII que «la verdad es la hija del tiempo». Trescientos años después, Josephine Tey se valió de esta cita para titular la que sería su novela más importante: La hija del tiempo.

La escritora escocesa plantea un cóctel literario con la mezcla perfecta de novela policíaca e histórica que consigue que sea considerada como una de las mejores novelas negras de la historia de la literatura.

La hija del tiempo de Josephine Tey

¿Es verdad todo lo que cuentan los libros de historia? ¿Qué poder tiene el vencedor de una guerra para manipular los sucesos? ¿Se puede hablar de una realidad absoluta o siempre hay matices?

Estas son las tres preguntas que sostienen la premisa de La hija del tiempo de Josephine Tey. Una novela que dudará de la veracidad del asesinato de la torre que cometió el Rey Ricardo III en el año 1483 y que dio lugar al inicio de la guerra de las Dos Rosas en la que la dinastía Tudor apartó de la corona de Inglaterra a la de los York.

Sin embargo, en lugar de llevarnos al siglo XV, La hija del tiempo nos sitúa en el XX, en la habitación de un hospital en la que se halla un policía convaleciente. Él es Grant, un agente que ha sufrido una grave lesión en una persecución policial, para cuya recuperación va a tener que pasar una larga temporada tendido sobre una cama.

¿Es verdad todo lo que cuentan los libros de historia? ¿Qué poder tiene el vencedor de una guerra para manipular los sucesos? ¿Se puede hablar de una realidad absoluta o siempre hay matices?

El paso de la constante acción policial a la monotonía de un hospital no le ha sentado bien. Gran amante de la lectura, trata de llenar sus horas muertas con novelas policiacas. No obstante, para el ojo entrenado de un agente de verdad estas historias están llenas de errores y contradicciones que le impiden disfrutar de la literatura y que tiene como consecuencia que invariablemente abandone los casos de papel.

La apatía desaparecerá como resultado del interés que Grant comienza a desarrollar por el Rey Ricardo III. Los hechos se desencadenarán cuando una enfermera le lleve el retrato del antiguo poseedor de la corona y el instinto policial del protagonista le diga que ese rostro no es el de un asesino despiadado capaz de matar a sangre fría a sus propios sobrinos, sino el de una persona bondadosa y torturada por la vida. Parece más una víctima que un verdugo.

La hija del tiempo es la novela policíaca más innovadora

El planteamiento de La hija del tiempo es el más innovador que he encontrado como lector en el género de la novela policíaca. Este hecho se convierte en un aliciente tanto para disfrutar de la obra de forma pasiva (simplemente buscando entretenimiento) como de una manera activa con ojos de escritor, mientras se aprende acerca de los mejores caminos para presentar una trama.

La investigación criminal de la novela no solo será realizada por el agente Grant, sino que se verá acompañado por Carradine, un historiador que trabaja en el Museo de Londres.

Hasta este momento no se encuentra nada original en cuanto al planteamiento de las novelas policíacas. Estamos acostumbrados a que sean dos los personajes que nos guíen por las investigaciones criminales. No obstante, este será el hecho que dará pie al disfrute de un formato totalmente distinto a lo habitual.

Ella prefiere plantear una historia en la que nunca se salga de la habitación del hospital y que sean únicamente los diálogos de los dos personajes y pequeñas citas emanadas de biografías históricas las que nos cuenten el desarrollo de la investigación.

A la hora de estructurar la novela, Josephine Tey podría haber optado por el camino fácil. Dejar a los dos protagonistas como unos meros conductores de la historia y pasar a narrar los hechos desde el propio siglo XV, pero no es su elección. Ella prefiere plantear una historia en la que nunca se salga de la habitación del hospital y que sean únicamente los diálogos de los dos personajes y pequeñas citas emanadas de biografías históricas las que nos cuenten el desarrollo de la investigación.

Esto es un matiz interesante porque implica que nunca conoceremos los hechos con objetividad, sino con la subjetividad de vivir una investigación desde el punto de vista de dos detectives que quieren un desenlace particular de los hechos.

Todos estos ingredientes se conjugan para la creación de una novela dinámica, fresca y que enganchará tanto al amante de la novela policíaca como al de la histórica.

«'La hija del tiempo' no se queda en el simple planteamiento de un caso, sino que siembra la duda en el lector acerca de si todo lo que le han contado alguna vez será verdad». @carbel1994 Clic para tuitear

La hija del tiempo es una lectura muy recomendable

Josephine Tey ha regalado al mundo un trabajo literario innovador que no se ha vuelto a construir con la misma maestría en los sesenta y seis años que han pasado desde entonces.

Elegida por la crítica como uno de los mejores exponentes en el género, La hija del tiempo no se queda en el simple planteamiento de un caso, sino que siembra la duda en el lector acerca de si todo lo que le han contado alguna vez será verdad.

 

Este artículo fue publicado en el n.º 1 de Capítulo 1.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, clique el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies