La primera revista para escritores

Lafcadio Hearn, realidades contadas

0 307

Lafcadio Hearn, realidades contadas, un artículo de Merche Martínez

«Está prohibido ir a Kaka si sopla un viento suficiente para “mover tres caballos”. Pero un día absolutamente sin viento es raro en esta salvaje costa oeste. Sobre el mar del Japón, desde Corea, o China, o la Siberia boreal, casi siempre sopla una brisa del oeste o del noroeste». En la cueva de los espectros infantiles (Lafcadio Hearn).

 

Los primeros años

Lafcadio Hearn, realidades contadasKoizumi Yakumo, nombre con el que se conoce en Japón a Patrick Lafcadio Hearn, nació en la isla jónica de Léucade, en Grecia, el 27 de junio de 1850. Hijo de una mujer de origen griego (Rosa Cassimati) y de un médico irlandés (Charles Hearn), que trabajaba al servicio del ejército británico, tuvo una infancia solitaria y desprovista de afecto.

 

Cuando tenía dos años la familia se trasladó a Dublín. Charles Hearn fue destinado a las Indias Occidentales y Rosa Cassimati volvió a Grecia, dejando a Lafcadio Hearn a cargo de una tía paterna que vivía en Gales y que, obsesionada con la religión intentó que el niño se decantara por una carrera eclesiástica.

 

Años después, esta tía abuela lo envió a una escuela parroquial cerca de Durham, en Inglaterra. A los dieciséis años perdió, debido a un accidente escolar, la visión del ojo izquierdo. Un año más tarde se vio obligado a abandonar los estudios y tuvo que marcharse a Londres.

La muerte de Lafcadio Hearn fue recibida con indiferencia por los pocos miembros de la comunidad extranjera que lo conocieron. @Merche_Gotica estudia la figura de Lafcadio Hearn para Capítulo 1. Clic para tuitear

Con diecinueve años se trasladó a Cincinatti, donde permaneció trabajando como redactor en algunos periódicos hasta 1877. Su siguiente destino fue Nueva Orleans. Continuó con el oficio de redactor y comenzó a traducir, con bastante éxito, pequeñas historias escritas en francés.

 

Segunda época

 

Consiguió un contrato con Harper’s Magazine con destino a la isla Martinica hasta que, en 1890, la misma revista lo envió a Japón para que escribiera una serie de artículos sobre el lugar. Unos meses después, debido a la tiranía de los editores, Lafcadio Hearn rompió las relaciones con Harper’s Magazine.

 

Al llegar a Yokohama, obtuvo el apoyo de Basil Hall Chamberlain, profesor de la Universidad Imperial de Tokio, se mudó a Matsue y consiguió una plaza para dar clases de Literatura Inglesa en el Shimane Prefectural Common School.

 

En Matsue conoció a Setsu Koizumi. Ambos se enamoraron y decidieron contraer matrimonio. Tuvieron cuatro hijos. En 1894, después de haber pasado por diversas escuelas, abandonó las clases para ocupar un puesto como periodista en el Kobe Chronicle. Obtuvo la ciudadanía japonesa en 1895.

 

Llegó 1896. Ganó la cátedra de Literatura Inglesa y comenzó a enseñar en la Universidad Imperial de Tokio, donde permaneció hasta 1903, y en la Universidad de Waseda hasta 1904. Lafcadio Hearn falleció el 26 de septiembre de 1904, de una insuficiencia cardíaca, a la edad de 54 años.

 

A título póstumo

 

La muerte de Lafcadio Hearn fue recibida con indiferencia por los pocos miembros de la comunidad extranjera que lo conocieron. Los japoneses aún no lo habían adoptado como el gran hijo de su pasado olvidado, aunque no pasó mucho tiempo antes de que su reputación comenzara a crecer en Japón, no así en el mundo occidental, que terminó, durante muchos años, por olvidar al autor y a su obra casi por completo.

Las lecciones que impartió en la Universidad Imperial de Tokio fueron publicadas poco después de su muerte. Luego empezaron a llegar las contribuciones y las donaciones de artículos y objetos personales pertenecientes al escritor. Esto hizo posible que, en 1934, treinta años después de su muerte, se inaugurara en Matsue el primer Lafcadio Hearn Memorial Museum.

 

Realidades contadas

 

La literatura de Lafcadio Hearn acertó de pleno en Estados Unidos con lo que los lectores de la época andaban buscando. Fue aclamado localmente (aunque nunca a nivel general) por los informes de crímenes y escándalos que redactaba, en los que introducía escenas y detalles casi demoníacos y bastante sangrientos.

 

En ese mismo país comenzó su interés hacia el mundo esotérico. Escribió cartas y documentos repletos de anécdotas, canciones, misteriosas costumbres y creencias perdidas que dieron lugar a que, algún tiempo después, iniciara el camino que lo conduciría hacia la inmensa atracción que sintió por la cultura japonesa.

 

Investigó sobre las costumbres culturales y los rituales religiosos, las danzas, los festivales budistas y las ceremonias; estudió las vestimentas, la música, la poesía, la flora y la fauna, el significado de los suicidios, las sonrisas, las lágrimas, los suspiros japoneses y lo que cada uno de ellos representaba.

 

Obras

 

Libros destacados

 

  • Fantasmas de la China (1887) | Editorial La compañía
  • Glimpses of Unfamiliar Japan (1894)
  • Kokoro (1896) | Miraguano Ediciones
  • Japanese Fairy Tales (entre 1898 y 1903)
  • En el Japón fantasmal (1899) | Editorial Satori
  • Kwaidan: cuentos fantásticos del Japón (1904) | Siruela
  • El romance de la Vía Láctea (1905) | Ediciones Barataria | Chidori Books
  • Japón, un intento de interpretación (1904) | Editorial Satori

 

Mis dos libros preferidos

 

Fantasmas de la China y el Japón: colección de cuentos y relatos (Espuela de Plata [Editorial Renacimiento]) se publicó por primera vez en español en 1920. La traducción fue realizada por el poeta uruguayo Armando Vasseur.

 

En la cueva de los espectros infantiles y otras historias (José J. de Olañeta [Colección Centellas]) es un librito de tamaño mini que, a buen seguro, hará las delicias de cualquier coleccionista. La historia En la cueva de los espectros infantiles apareció publicada por primera vez en el libro Glimpses of Unfamiliar Japan, en 1894.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, clique el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies