La primera revista para escritores

Lo que tu personaje quiere no suele ser lo que necesita

0 225

El viaje del personaje

Uno de los elementos más importantes en un guion es marcar claramente qué es lo que quieren tus personajes. Si la audiencia no sabe qué desea tu protagonista y si no hay grandes obstáculos que se lo impidan, entonces no habrá interés. Aunque ¿es lo que busca tu personaje lo que necesita para ser feliz?

«Toda historia supone un viaje en el que tus personajes deberían experimentar suficientes peripecias como para descubrir quiénes son, qué necesitan en sus vidas y porqué». @DavidTorresOrtn Clic para tuitear

Toda historia supone un viaje en el que tus personajes deberían experimentar suficientes peripecias como para descubrir quiénes son, qué necesitan en sus vidas y porqué.

La mayoría de viajes se inician cuando un personaje principal abandona su zona de confort. Para ello hay que tener claro hacia dónde va a ir el personaje, con quién va a emprender dicho viaje y cuál es el objetivo de dicho viaje.

En el viaje el personaje debe cambiar al final de la travesía o al menos tiene que haber una posibilidad de cambio. De lo contrario dará la sensación de que esta historia es irrelevante, aunque siempre hay excepciones.

el viaje del personaje

En Whiplash, por ejemplo, tenemos a Andrew Neiman. Un joven que quiere ser el mejor batería de la historia, pero tendrá que sufrir la tiraría del despiadado instructor Fletcher para conseguirlo. Esta confrontación destroza la vida amorosa de Andrew, su cuerpo y sus sueños de convertirse en músico. No obstante y tras un periodo de reflexión, se da cuenta que no hay nada que le haga más feliz que la música. Entonces Andrew decide arriesgar todo lo que le queda por entregarse al jazz en cuerpo y mente. Aunque eso signifique quedarse solo.

Todo pasajero en el viaje debe cumplir con una función concreta.

Uno de los motivos por los que estas historias son interesantes es porque los personajes maduran o experimentan un cambio radical. Por norma general los personajes que acompañan al protagonista representan diferentes cualidades y curiosamente el protagonista suele ser el más neutro. Gracias al equipo, el protagonista es capaz de descubrir diferentes facetas que podría añadir en su personalidad. Todo pasajero en el viaje debe cumplir con una función concreta.

el viaje del personaje

En Neon Genesis Evangelion, Shinji Ikari es un adolescente con depresión que desconoce cómo integrarse en la sociedad. Con su madre muerta y con un padre, el cual abandonó a Shinji hace años, que le obliga a pilotar el robot EVA 01. Sin ese respaldo familiar, Shinji debe trabajar al lado de Asuka. Esta mujer, que pilota el EVA 02, es justo lo contrario a Shinji. Una mujer con mucho orgullo, llena de ambición, confianza, con un carácter violento y dominante.

También está Rei, una adolescente que el padre de Shinji admira con vehemencia. Además de Misato, la tutora de Shinji, una mujer responsable a nivel laboral que se evade de sus problemas emocionales a través del alcohol y el sexo. Por lo tanto estas interacciones harán que crezca lo suficiente para callar (o no) esas voces en la cabeza que le tientan hacia el suicidio.

Hasta los momentos más tontos deben servir para unir o cortar lazos entre los personajes. Nada es gratuito en un guion.

el viaje del personaje

Otro ejemplo sería el personaje de Luke Skywalker en Star Wars (Star Wars IV: Una nueva esperanza, según la cronología de la saga), ya que es el personaje más simple de todos. Por ello tenemos al chulesco y pícaro Han Solo, al sabio Yoda, al mentor Obi Wan, a la pareja de payasos R2-D2 y C-3PO, a la luchadora Leia o al fiel Chewbacca. Todos estos personajes perfilarán la personalidad de Luke.

Todo lo que experimentan los personajes de un guion debe sumar en su crecimiento personal. No valen trivialidades en los viajes. Hasta los momentos más tontos deben servir para unir o cortar lazos entre los personajes. Nada es gratuito en un guion.

Para que el protagonista de una historia descubra que lo que deseaba no es lo que necesita debe haber una revelación que destroce todos los planes.

Para que el protagonista de una historia descubra que lo que deseaba no es lo que necesita debe haber una revelación que destroce todos los planes.

el viaje del personaje

En el caso de Star Wars sería cuando Luke descubre que Darth Vader, el temible emperador que ha sembrado el terror por medio universo, es en realidad su padre. ¿Será capaz Luke de asesinar a su propio progenitor por el bien de la galaxia? ¿Se verá tentado hacia el lado de la luz o el de la oscuridad? ¿Qué es más importante? ¿El destino de la galaxia o la familia?

En definitiva, para escribir un buen viaje necesitamos un objetivo poderoso y fácil de entender, una ruta que obligue a salir al protagonista de su casa, un equipo de viaje que contribuya a la maduración del personaje principal y una sorpresa que rompa el plan previsto para que el protagonista crezca en la adversidad y descubra qué necesita en su vida para ser feliz.

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, clique el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies