La primera revista para escritores

Los gremlins, el origen

Walt Disney y Roald Dahl
0 105

Los gremlins, el origen

 

Los gremlins es un libro para niños escrito por Roald Dahl (Gales, 1916 – Oxford, 1990) después de sufrir un accidente mientras pilotaba uno de los aviones (Hawker Hurricane) de la Real Fuerza Aérea (RFA). Tras el accidente, Dahl no pudo volver al servicio activo y fue enviado a Washington como agregado militar.

Era el comienzo de la Segunda Guerra Mundial. El autor, de origen noruego, empezó a escribir sobre las experiencias que había vivido entre 1939 y 1940, y ahí fue donde surgió la idea, que nada tiene que ver, salvo por el nombre, con la película del mismo título llevada a la gran pantalla en 1984.

Roald Dahl

 

Roald Dahl, a través de Sidney Bernstein, el encargado de su supervisión, envió su libro a la Walt Disney Company, que de inmediato se interesó y quiso transformarlo en una película de dibujos. Aunque al final el proyecto fracasó(1), Los gremlins se convirtió, en 1943,  en el primer libro publicado por el autor.

 

Argumento

En venganza por la destrucción de su bosque a manos de los británicos, los gremlins (fifinellas en su versión femenina), unos duendecillos de no más de 15 centímetros de altura, deciden dedicarse a estropear los aviones de combate de la RFA.

Gus, el protagonista del libro, tiene un accidente mientas está sobrevolando el Canal de la Mancha y se lanza en paracaídas junto con el gremlin saboteador. Es entonces cuando el piloto lo convence para que unan sus fuerzas en la lucha contra los nazis.

A partir de ahí, y una vez aceptado el pacto entre Gus y el gremlin, es la RFA quien entra en acción encargándose de adiestrarlos para que reparen sus aviones en lugar de destruirlos, lo cual los convierte en sus más fieles aliados.

 

Roald Dahl envió su libro a la Walt Disney Company, que se interesó y quiso transformarlo en una película de dibujos. Aunque el proyecto fracasó, «Los gremlins» se convirtió en el primer libro publicado por el autor. @Merche_Gotica Clic para tuitear

 

Particularidades

La rebeldía y la empatía tienen un papel fundamental en esta historia, en la que entra en juego el discurso bélico como telón de fondo, en un libro que ensalza la amistad y la valentía, pero que también contiene engaños, en forma de pequeños trucos, ideados para intentar favorecer al protagonista de la historia:

  • Los duendecillos ayudan a Gus a hacer trampa en sus exámenes físicos para que este pueda regresar al servicio activo.

Los gremlins visten ropa de aviador y botas con mecanismos de succión en la suelas para poder adherirse a cualquier superficie. Los gremlins bebé, llamados widgets, hacen nido en las torretas de los aviones de combate. Son tímidos y de pocas palabras y su comida favorita son los timbres postales.

gremlins

Otras particularidades

 

  • La tirada inicial fue de 50 000 ejemplares, de los cuales Roald Dahl se reservó algunas copias para darle publicidad a la historia.
  • El libro fue un éxito inmediato, aunque no se pudo reimprimir debido a la escasez de papel que se produjo durante la guerra.
  • En 1950 salió a la venta una edición limitada, aunque solo en inglés y en Nueva York, a través de Collins Publishing Editions.
  • Fifinella (versión femenina) fue la mascota de la Women Air Force Service, la división estadounidense de mujeres que sirvieron durante la Segunda Guerra Mundial.

 

Apariciones de los gremlins

  • En «Pesadilla a dos mil pies» (en un capítulo de La dimensión desconocida), como homenaje a la leyenda de los duendecillos.
  • Russian Rhapsody: The Gremlins from the Kremiln (una película animada de propaganda contra los nazis).
  • Walt Disney Comics and Stories (nueve historias cortas protagonizadas por Gus, el gremlin, entre 1943 y 1944).
  • Reimpresión en 1987 (de los mismos comics) a cargo de Gladstone Publishing Ltd.
  • Dark Horse Comics publicó, en 2006, «The Gremlins: The Lost Walt Disney Production».

 

(1) La película no llegó a estrenarse debido a conflictos con los derechos de autor, que no estaban demasiado claros, y por el hincapié que hizo la RFA de querer participar con una cláusula que limitaba esos derechos.

 

Otros artículos de Merche Martínez

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, clique el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies