La primera revista para escritores

Los magos en la literatura

Imagen de Nidoart bajo licencia Creative Commons (CC BY-SA 3.0)
0 362

Los magos en la literatura

Consideramos mago a cualquier astrólogo, adivino, brujo o hechicero. En la literatura estas figuras han aparecido asociadas a un mundo verosímil y a otros llenos de misticismo y encantamientos. Quizás donde mayor número de magos podemos encontrar es en la literatura y mitología anglosajona, desde las crónicas sobre la figura del rey Arturo hasta personajes más actuales como Harry Potter.

El personaje del mago realmente engloba a figuras muy diversas. En primer lugar con ese nombre nos referimos principalmente al que hace trucos de magia (y que es el menos mágico de todos los magos posibles), pero también al personaje que con ese nombre aparece en los cuentos de hadas (como Merlín) y el que usa palabras y combinaciones de palabras que dotan de poder (quizás con Gandalf como ejemplo). Hay magos ilusionistas (como Mandrake) que juegan con el engaño o la manipulación, los cuales pueden usar con buenos o malos propósitos. Existen los druidas (como Panoramix), capaces de fabricar pociones mágicas y de ser médicos y maestros a la vez. Otros son simplemente la proyección de un personaje normal (como ocurre con el mago de Oz).

Es difícil decidir una nómina de estos personajes, ya que cualquier selección deja fuera a un buen número de ellos, pero intentaremos realizar una panorámica general.

«Merlín es uno de los magos más famosos de la historia y es el personaje que inspira muchos otros personajes de la literatura universal». @isionperez Clic para tuitear

Merlín es uno de los magos más famosos de la historia y es el personaje que inspira muchos otros personajes de la literatura universal. Presuntamente, Merlín vivió realmente en el siglo VI y es uno de los personajes centrales de las leyendas artúricas. Como mago engloba las figuras del druida y el profeta, capaz de sanar y de adivinar. De orígenes oscuros y legendarios, Merlín decidió convertirse en guía espiritual y consejero de reyes. Entre estos, el más relevante sería Arturo, rey de Camelot. Merlín tenía el poder de hablar con los animales, cambiar de forma y controlar el clima. Además, era un maestro en la poesía. La leyenda dice que se encuentra recluido en un bosque de Bretaña (dentro de un árbol, de una jaula o de una cueva), del que solo conseguirá salir cuando alguien lo libere. La primera referencia escrita sobre Merlín apareció en el siglo IX, en la Historia de los Britanos, obra histórica atribuida a Nennius. Y a lo largo de la historia ha aparecido en diferentes obras, tanto en verso como en prosa, hasta el siglo XXI. Un ejemplo actual sería la novela de Franco Vaccarini Merlín, el mago de los reyes, publicada en 2010. La historia sigue las líneas principales del personaje, aunque comienza durante la infancia y presenta a los padres del protagonista.

El grande y poderoso mago de Oz resulta ser un embaucador de Nebraska que crea ilusiones para parecer realmente “grande y poderoso”.

El maravilloso mago de Oz, obra de Lyman Frank Baum, se publicó en 1900. La novela narra las aventuras de Dorothy Gale en la tierra de Oz, junto al Espantapájaros, el Hombre de Hojalata y el León Cobarde. Todos ellos se dirigen a la Ciudad Esmeralda, donde se encuentra el Mago, un ser superior que ha mantenido la paz ante las brujas del Este y el Oeste. El grande y poderoso mago de Oz resulta ser un embaucador de Nebraska que crea ilusiones para parecer realmente “grande y poderoso”. Llegó a Oz por accidente, pero allí se encontró aclamado como si fuera un gran hechicero y aceptó el puesto de gobernante oficial. En libros posteriores, el mago conseguirá serlo de verdad e incluso logrará convertirse en inventor, con lo que proporcionará diversos artilugios a los personajes que lo necesiten.

El mago Mandrake apareció en una serie de cómic a partir de 1934. Fue una creación del guionista Lee Falk y el dibujante Phil Davis. El personaje era un ilusionista que utilizaba la hipnosis, que él podía lograr de forma rápida. Esta habilidad le permitía luchar contra el crimen. Cualquier cosa que pudiera cambiar en sus enemigos, se transformaba confundiendo a los villanos (por ejemplo, un fusil en serpiente o una pistola en ramo de flores). Mandrake estaba acompañado por Lothar, su mejor amigo y el hombre más fuerte del mundo, resistente y casi invulnerable. El mayor enemigo de este mago era la Cobra, un antiguo amigo y compañero con el que Mandrake había estudiado en el Tíbet.

La resistencia que ofrecen los aldeanos se debe a la fuerza sobrehumana que les proporciona la poción mágica que elabora el druida Panoramix.

En 1959 comenzaron a publicarse las historietas de Astérix, el galo, creadas por el dibujante Uderzo y el guionista Goscinny. Se sitúan en una aldea de la Galia que no ha podido ser conquistada por los romanos. La resistencia que ofrecen los aldeanos se debe a la fuerza sobrehumana que les proporciona la poción mágica que elabora el druida Panoramix. Representado de forma típica con una larga barba blanca, nunca cambia y no conocemos su edad. Este personaje es el consejero, médico y maestro de la aldea. Un hombre sabio y reconocido por todos que evita los conflictos en la comunidad. En muchas de las historias, la búsqueda de los ingredientes que necesita para sus pociones es el elemento que inicia las aventuras de los protagonistas.

También en 1959 y en Francia encontramos la figura del mago Gargamel. Apareció por primera vez en la segunda historia de Los Pitufos, obra de Peyo. El hechicero desea obtener la piedra filosofal, que convierte los metales en oro. El libro de hechizos que posee dice que para ello es necesario un pitufo. Una vez que averigua qué es, intentará obtener uno de esos seres mediante diferentes trampas. Gargamel vive con su gato Azrael en medio de un bosque desde que fue expulsado de su orden (era monje). A lo largo de las historias el odio hacia los pitufos le llevará a buscar una y otra vez la aldea en que viven esos pequeños personajes.

Dos de los magos más famosos de la literatura universal (Gandalf y Saruman) son los que aparecen a lo largo de la obra de J. R. R. Tolkien, El Hobbit, El Señor de los Anillos y El Silmarillion.

Pero sin duda, dos de los magos más famosos de la literatura universal (Gandalf y Saruman) son los que aparecen a lo largo de la obra de J. R. R. Tolkien, El Hobbit, El Señor de los Anillos y El Silmarillion. En estas obras se narra la historia de Bilbo y Frodo Bolsón junto a Gandalf el mago. Este tiene diferentes nombres (por los que es conocido entre elfos, enanos, en el sur, etc.). Gandalf el Gris, junto a otros magos, ha sido enviado a la Tierra Media para ayudar a sus habitantes en la lucha contra el “Señor oscuro”, Sauron. Saruman el Blanco es el líder de ese grupo de magos. Cuando Saruman queda corrompido por el poder y la codicia, Gandalf el Gris se convierte en el nuevo líder. Hasta ese momento, Gandalf se representa como un anciano de larga barba blanca, vestido de gris con un sombrero puntiagudo. Se convertirá en el guía de la Comunidad del Anillo. En la lucha con un Balrog, muere, de forma que su espíritu es fortalecido para que pueda seguir luchando contra el antagonista, Sauron. Se convertirá en Gandalf el Blanco, con mayor poder y sabiduría.

Por último podemos mencionar a Harry Potter, el protagonista de una serie de novelas fantásticas escrita por J. K. Rowling. Cuando cumple once años, este niño huérfano se entera de que es un mago y se marcha a Hogwarts, un colegio de magia y hechicería. Allí encontraremos a otros magos amables y tenebrosos, como Dumbledore y Lord Voldemort.

 

Imagen de Nidoart bajo licencia Creative Commons (CC BY-SA 3.0).

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, clique el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies