La primera revista para escritores

Monstruo comeescritores

Miedos del escritor

0 200

Miedos del escritor

Desde niños experimentamos el sentimiento del miedo, estoy seguro de que más de uno letuvimos miedo a lo que se ocultaba en la oscuridad de nuestras habitaciones, tal vez debajo de la cama o en lo profundo del clóset.

A ese ente creado por nuestra imaginación infantil le llamábamos de varias maneras: el señor del costal (el hombre del saco en la versión española), la mano peluda, el monstruo del clóset o el monstruo bajo la cama. El clásico para mí fue el coco, que, en ocasiones, era el monstruo bajo la cama.

Me parece increíble que el miedo haya logrado —por lo menos en mi caso—, activar mi cerebro para comenzar a imaginar toda clase de criaturas extrañas y tenebrosas que no existen en lo material. Entes que no podían tocarme en carne y hueso, pero me ponían los pelos de punta en lo interno, en mi imaginación.

¿Acaso el miedo fue el detonante para comenzar a escribir? Desde que tengo memoria, los monstruos dejaron de existir para mí a los siete años, pero no fue hasta los veinticinco años cuando comencé a escribir…, y me encontré con algo peor.

Amigo escritor, si eres novel y llegaste a esta revista buscando ayuda o motivación para escribir tu libro, te diré que los monstruos comeescritores sí existen… Oh sí, sé lo que estás pensando: «Se trataba de darme ánimos, no de asustarme».

Como escritores hemos tenido miedo. (…) ¿Y si no me lee nadie? ¿Y si no tengo éxito? ¿Y si quedo como un tonto(a)? ¿Y si mi idea es mala?

Como escritores hemos tenido miedo. Miedo a ese ente al que tal vez le temíamos de niños y que ahora ha mutado tomando una nueva forma, ahora se manifiesta en suposiciones y preguntas, como por ejemplo: ¿Y si no me lee nadie? ¿Y si no tengo éxito? ¿Y si quedo como un tonto(a)? ¿Y si mi idea es mala? En ocasiones, tiene la forma fantasmal de una hoja en blanco, no hay nada allí, pero qué miedo da.

Amigo escritor, debes saber algo: esos monstruos solo se materializan en tu mente, son entidades no físicas, criaturas que, si bien no te pueden lastimar en lo material, lo pueden hacer en lo sentimental. El monstruo comeescritores es aterrador, yo lo he visto y es probable que tú también, pero te puedo decir que hay una forma de derrotarlo.

Antes déjame contarte que, de niño, para ir al baño, tenía que cruzar un cuarto oscuro, siempre lo hacía cuando todos estaban despiertos, pero una noche la hora de ir al baño se me pasó. Mi hermano mayor (como todo buen hermano) me dijo con voz misteriosa antes de ir a la cama: «Si vas al baño ahorita, te sale el coco», y apagó la luz. Esa noche comprendí lo que era el miedo en todo su esplendor. ¿Ir o no ir al baño? Ese era el dilema.

Frótate las manos, concéntrate en tu idea y comienza a escribir sin tapujos, sí o sí.

Cerca de las once de la noche, la sensación se hizo presente y orinarme en la cama no era una opción. Tenía que ir, sí o sí. Me levanté de la cama y crucé ese cuarto oscuro a mitad de la noche, imaginé que algo me tomaría por detrás, pero enseguida pensé en lo absurdo de esa idea, tan absurda que comencé a ridiculizar a mi monstruo imaginándolo como un pastelillo que me encanta, ahora yo era un comemonstruos y esa criatura no podría hacerme daño, además, sabía a chocolate. Fue entonces cuando lo derroté.

Así como derroté a ese ente, pude derrotar al monstruo comeescritores y la manera de hacerlo es muy simple, solo sigue estos tres sencillos primeros pasos: Frótate las manos, concéntrate en tu idea y comienza a escribir sin tapujos, sí o sí. El fracaso de tu libro no es una opción, tiene que salir a la luz y no hay más opciones, debe ser publicado en electrónico o en papel, sí o sí. En Capitulo 1 hay personas que con gusto te ayudarán proporcionándote armas para derrotar ese monstruo malévolo que por momentos ataca a los escritores.

Tener miedo para enfrentarlo está bien, eso nos ayuda a superarnos. Una vez derrotado nuestro monstruo, verás que solo fue un ente inocuo y absurdo creado por tu imaginación, la misma imaginación que te dará brillantes ideas... Clic para tuitear

Tener miedo para enfrentarlo está bien, eso nos ayuda a superarnos. Una vez derrotado nuestro monstruo, verás que solo fue un ente inocuo y absurdo creado por tu imaginación, la misma imaginación que te dará brillantes ideas que se materializarán en un gran libro.

Después de todo, los que escribimos no seríamos lo que somos si el monstruo comeescritores no existiese.

Daniel Beltrán

@BookBeltran

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, clique el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies