La primera revista para escritores

Narraciones enmarcadas

Imagen: Sani ol-Molk (1814-1866) [Public domain], via Wikimedia Commons
0 658

Narraciones enmarcadas

Cuando en una misma obra coexisten varios niveles narrativos o varias narraciones que avanzan en paralelo, pueden utilizarse diferentes técnicas. Una de las más conocidas es la del relato enmarcado.

Mediante esta técnica, en la historia principal se inserta la narración de uno de los personajes. Si ese relato enmarcado sirve a su vez de marco para una nueva narración, nos encontramos ante la estructura de cajas chinas.

A lo largo de la historia de la literatura encontramos varios ejemplos de esta técnica que repasaremos a continuación.

«Cuando en una misma obra coexisten varios niveles narrativos o varias narraciones que avanzan en paralelo, pueden utilizarse diferentes técnicas. Una de las más conocidas es la del relato enmarcado». @isionperez Clic para tuitear

En la Odisea de Homero el héroe protagonista se convierte en diferentes ocasiones en el narrador de sus propias aventuras. La ruta seguida por Ulises en la Odisea es un viaje a universos paralelos al de los hombres. Incluso teniendo presente el Mediterráneo, los lugares en los que se desarrolla la historia son lugares fantásticos. Durante sus viajes, el protagonista se enamorará de mujeres como la ninfa Calipso (que lo mantendrá en la isla de Ogigia), la maga Circe, la princesa Nausicaa (que lo recoge como náufrago), la diosa Atenea y Penélope, a la que quiere regresar. Pero, además, Ulises conocerá en sus viajes a criaturas fantásticas como las sirenas o el Cíclope, hijo de Poseidón.

Las Metamorfosis de Ovidio presentan un repertorio de 246 historias de variada longitud, agrupadas en quince libros. Estos relatos se basan en otros preexistentes, conocidos por todos. En ellos aparecen humanos que sufren cambios zoomórficos, seres vegetales que se mueven según rasgos antropomorfos, mitos que se habían ido forjando y que Ovidio agrupa en un extenso poema al que dota de unidad y estructura. A lo largo de este poema se narra la historia del mundo desde su creación hasta la deificación de Julio César.

Una de las narraciones enmarcadas más importantes de la historia es sin duda Las mil y una noches…

Una de las narraciones enmarcadas más importantes de la historia es sin duda Las mil y una noches, en la que un sultán persa traicionado por su esposa se casaba cada noche con una mujer a la que mandaba decapitar al día siguiente. La joven Sherezade conseguirá entretener a su esposo narrándole historias cuyo final no desvela al amanecer, de manera que el sultán decide esperar una noche más y Sherezade sobrevive y se convierte en reina. Cada una de las narraciones de la joven genera nuevas tramas, cada cuento lleva a otro nuevo hasta que logramos conocer el desenlace del primero. Borges hablaba de esta obra como un juego de realidad y ficción y destacaba la noche central, en que la narradora comienza la historia de una mujer que para salvar la vida cuenta a un sultán una serie de historias encadenadas.

El Calila e Dimna es una colección de libros castellanos de 1251. Mediante preguntas y respuestas entre el rey Dicelem y el filósofo Burduben se da paso a una serie de cuentos protagonizados por animales. Dos de ellos, dos lobos, son Calila y Dimna y son los que cuentan un mayor número de relatos.

En el Libro de Buen Amor, escrito entre 1330 y 1343, el discurso autobiográfico da coherencia a la obra completa. Juan Ruiz se convierte en tres personajes: autor, narrador y protagonista. Cada uno de estos personajes tiene una función estructural distinta, de modo que el autor crea el libro, el protagonista vive los diferentes episodios y el narrador ordena, enmarca y cohesiona los episodios amorosos.

En el siglo XIV encontramos tres obras esenciales y muy conocidas de relatos enmarcados: el Decamerón, los Cuentos de Canterbury y El conde Lucanor.

En el siglo XIV encontramos tres obras esenciales y muy conocidas de relatos enmarcados: el Decamerón, los Cuentos de Canterbury y El conde Lucanor. El Decamerón de Boccaccio está constituido por cien historias (cuentos y novelas cortas) a partir de la huida de diez personajes de la epidemia de peste bubónica en Florencia. Los Cuentos de Canterbury es una colección de veinticuatro cuentos a partir de una competición de relatos de un grupo de peregrinos que viajan de Londres a Canterbury para visitar el santuario de Thomas Becket en la catedral. El conde Lucanor es una obra castellana que recoge cincuenta y un cuentos enmarcados en la conversación que mantienen el conde y su ayo Patronio, en el que el primero solicita consejo para resolver diversos problemas.

Una de las obras que recibe influencia de las anteriores, especialmente del Decamerón, es el Heptamerón de Margarita de Navarra, una colección de setenta y dos novelas cortas del siglo XVI. El marco en que se inscriben estas historias es la reunión de unos nobles que están descansando y cuentan sus relatos para entretenerse mientras esperan que finalice la tormenta que los mantiene incomunicados a lo largo de siete días.

Mary Shelley escribió Frankenstein en 1881, una novela que se considera ejemplo de las narraciones enmarcadas.

Mary Shelley escribió Frankenstein en 1881, una novela que se considera ejemplo de las narraciones enmarcadas. Se trata de una novela epistolar en la que el aventurero Robert Walton escribe a su hermana una serie de cartas donde narra la historia de la criatura que le cuenta el doctor Víctor Frankenstein. Este a su vez transmite directamente el testimonio de esa criatura, y esta la historia de su familia. Al terminar la novela, Walton narra el final de cada una de las historias.

En La vorágine de José Eustasio Rivera, de 1924, aparecen cinco narradores distintos (Rivera, Cova, Helí Mesa, Clemente Silva y Estébanez), cada uno de los cuales cuenta una parte de la historia. El resultado será un testimonio de la violencia y el influjo de la selva sobre el hombre. Quizás podamos destacar la leyenda intercalada de la india Mapiripana o de algunos sucesos como las matanzas del coronel Funes. El prólogo y el epílogo sirven también para enmarcar la historia con las diferentes aportaciones de los narradores.

En Los vecinos mueren en las novelas, publicada en 2000 y obra de Sergio Aguirre, encontramos al personaje de John en Londres, en casa de su vecina Emma. John se presenta como escritor de novelas policíacas y a partir de ese momento diversos relatos quedarán engarzados en un juego entre los personajes.

Dodecamerón de Carlos Rehermann se publicó en 2008. El autor reconoce la influencia de Boccaccio, Chaucer, Margarita de Navarra y de Las mil y una noches en su obra. En ella cinco hombres y cinco mujeres disfrutan de un crucero de lujo cuando el barco sufre una avería. Mientras esperan a ser rescatados deciden contarse historias para entretenerse, cada uno de ellos un cuento distinto durante diez noches. Cada narrador tomará como punto de partida el final de la última historia que se haya contado. Como indica el título, serán doce días y 144 relatos los que compongan la obra.

En el Dodecamerón se cita la vida y obra de Jan Potocki, Manuscrito encontrado en Zaragoza, publicada en 1804 y 1805. Esta colección se estructura en jornadas en las que el protagonista viaja a través de Sierra Morena hasta Madrid. En el camino se topa con diferentes personajes que le contarán sus historias y tejerán en torno a él un engaño orquestado como prueba iniciática.

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, clique el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies