La primera revista para escritores

«Perseguida por toda la ciudad», de Mary Higgins Clark

0 678

Perseguida por toda la ciudad, de Mary Higgins Clark

A lo largo de todos estos años, la literatura me ha enseñado muchísimas lecciones. Al fin y al cabo, sea en forma de novela, libro de texto o de mero contenedor de adivinanzas, el papel siempre ha sido el mejor vehículo del conocimiento. Sin embargo, hay un aprendizaje que me ha llegado en los últimos y que creo que resulta fundamental entenderlo: lo nuevo no es siempre lo más vanguardista, el presente puede implicar pasos hacia atrás y, para encontrar todo aquello que sea innovador, a veces hay que mirar hacia el pasado. Con todo esto, hoy te traigo la reseña de Perseguida por toda la ciudad, una novela de Mary Higgins Clark.

La trama de Perseguida por toda la ciudad

Lo primero que me sorprendió de Perseguida por toda la ciudad fue su trama. No sigue la estructura clásica de la novela de misterio y también recela de la invertida. Mary Higgins Clark juega a otra historia en su obra, y la verdad es que te atrapa desde el primer momento.

Las primeras páginas de la novela narran el secuestro de una niña de pocos años llamada Laurie. Estaba con su familia, baja un momento a la calle, y cuando quieren darse cuenta, no hay ni rastro de Laurie.

Pasan los meses y, con ello, disminuye la esperanza. No hay llamada de los secuestradores, no se encuentra ningún cuerpo y, aunque se niegan a perder la perspectiva de que hasta que esté todo perdido, no significa nada, cada vez la familia de la pequeña confía menos en un milagro.

Sin embargo, a veces se producen. Una mañana como otra cualquiera, reciben una nueva llamada. Laurie ha aparecido en la puerta de un colegio.

Y, pese a que este sería el final de cualquier historia de misterio, en Perseguida por toda la ciudad no es más que el principio. Es en este punto donde se encuentra la verdadera maestría de esta obra literaria.

La estructura de la novela y el contraste con el género policíaco

He aquí donde se encuentra la maravilla de esta novela. No sé si es algo típico en las novelas de Mary Higgins Clark. Lo único que sé es que yo, que siempre me las había dado de un gran conocedor de este género, he encontrado en Perseguida por toda la ciudad una sensación única que me ha llevado a querer lanzarme de nuevo a la piscina de la novela de misterio.

No sigue el patrón clásico de las novelas de misterio en las que una persona trata de resolver un misterio y avanza por los entresijos del secreto en pos de lograrlo. Tampoco se adapta la estructura invertida en la que el perpetrador de un crimen lucha por no ser atrapado por la policía.

La estructura de la obra no sigue el patrón clásico de las novelas de misterio en las que una persona trata de resolver un misterio y avanza por los entresijos del secreto en pos de lograrlo. Tampoco se adapta la estructura invertida en la que el perpetrador de un crimen lucha por no ser atrapado por la policía. Ninguna de ellas es la elección de Mary Higgins Clark. Ella se propone complicar todavía más esta maraña de acontecimientos.

Cuando comienzas a leer la novela, tienes la sensación de que todo va a versar sobre encontrar a Laurie. Sin embargo, Mary Higgins Clark no tarda en quitarte esa idea de la cabeza. Pocas páginas después, tu mente imagina que el elemento principal será el de atisbar cómo los traumas y los fantasmas de la pequeña le afectan cuando llega a la vida adulta y, si es cierto que la importancia de este tema es capital, no será lo único en lo que se centre la autora. Después de todo, si no, no sería una novela de misterio.

A partir de este instante, el antiguo secuestrador de Laurie volverá a aparecer porque se ha obsesionado con ella. La pequeña desarrollará diferentes personalidades como fruto del cautiverio y, por el supuesto asesinato de uno de sus profesores universitarios a causa de esta realidad, bailaremos alrededor de un proceso judicial que cambiará la vida de Sarah, la hermana de Laurie y que es, en realidad, sobre quien recae el peso de toda esta historia.

Los temas que trata Mary Higgins Clark

Tengo la sensación de que esta historia no es más que una excusa muy bien narrada de Mary Higgins Clark para tratar una serie de temas que le preocupaban de verdad. Son una gran variedad los que se tocan en la novela, pero hay dos en los que se centra de manera fehaciente. Ya que estás por aquí, me parece de recibo mencionar los más importantes.

El primero, y quizás esencial en la obra, es el de la salud mental. Todo gira alrededor de Laurie. Es el eje. Sin embargo, si queremos observar dónde comienza el movimiento, ni siquiera nos podemos quedar plantados a su vera, sino que tenemos que ir un poco más allá, pues donde en realidad se encuentra el imán que atrae a todo lo demás es en los fantasmas de su pasado.

Laurie se enfrentará en todo momento a las repercusiones y secuelas que su secuestro le ha dejado. El hecho de que sus padres impidieran que fuera tratada nada más ser rescatada, ha hecho que se hayan acumulado en su interior y pugnen constantemente por escapar las cicatrices invisibles con los que los abusos sexuales te pueden marcar. Sobre todo, si eres una niña y ni siquiera sabes por qué te están haciendo nada.

Mary Higgins Clark aboga por que la salud mental es una tarea pendiente de todos, que es fundamental tenerla siempre en cuenta.

Mary Higgins Clark aboga por que la salud mental es una tarea pendiente de todos, que es fundamental tenerla siempre en cuenta y que, por desgracia, no le damos demasiada importancia porque nos fijamos en exceso en las apariencias y en el qué dirá el resto. Los padres de Laurie se negaron a creer que fue violada. No la llevaron a una terapia que hubiera sido fundamental y, en el presente, todo ello tiene consecuencias.

También habla de la carga que tenemos que soportar. De esa extraña manía que tenemos las personas de echarnos el mundo sobre nuestra espalda. De culparnos de todo lo que sucede, aun cuando no hemos tenido nada que ver. Esa sensación de que buscamos cualquier detalle para unirlo con nuestra causa y sentir que hemos fracasado al tratarlo.

Sin ser un destripe, pues sucede a las pocas páginas de la novela, Laurie carga constantemente con la muerte de sus padres. Ella no ha hecho absolutamente nada, sino que tuvieron un accidente al ir a buscarla. Ella es consciente de que si no les hubiera pedido aquello, todavía seguirían vivos y por ello piensa que todo ha sido debido a su acción.

Después de todo, la culpabilidad pesa constantemente sobre la figura de Laurie. Se siente mal por ser secuestrada, por la muerte de sus padres, por ser cuidada por su hermana… Y tiene que aprender a lidiar con ello.

El Derecho en la literatura

Tengo que admitirte una cosa. Después de terminar la carrera de Derecho me prometí a mí mismo que jamás trabajaría en nada relacionado con ello. Sin embargo, soy un fanático absoluto de todas las historias que tienen abogados, juicios o procesos judiciales como tema principal.

En esta ocurre. Como te contaba arriba, una de las bases de la obra es el asesinato de un profesor que potencialmente ha cometido Laurie. Sarah trabajará en su defensa y se dejará la piel por ella, lo que nos dejará en gran parte de la historia una trama girando sobre pruebas, testimonios, trato con el jurado y posibles estrategias de carácter legal.

Me ha enamorado esta parte, como siempre lo hace. Supongo que hay una parte de mí que sigue pensando de la manera racional y judicial que tanto caracteriza a estas historias y que se ve saciada cuando encuentra entre las páginas una realidad que la refleja.

Además, el sistema judicial americano me parece mucho más interesante que el español para la narración. La presencia de un jurado en todo tipo de casos consigue que todo tenga un trasfondo mucho más moral, que aparezcan los prejuicios, las falsas concepciones y que la humanidad se muestre tal y como es.

Supongo que es algo parecido a lo que ya  te conté en la reseña de La confesión de John Grisham.

Un primer contacto con la escritora

De esta manera, puedo afirmar que este primer contacto con Mary Higgins Clark ha sido muy satisfactorio. No por nada la llaman la reina del suspense y rivaliza cara a cara como la mejor autora del género con Agatha Christie. Personalmente yo, que siempre había sido defensor de la segunda, he encontrado en la primera una calidad que supera todo tipo de perspectiva.

Tengo que admitir que tengo muy poco conocimiento sobre su obra y que tendré que indagar más allá para hallar aquellas que puedan enamorarme. No obstante, me he quedado con ganas tanto de conocer más de su trabajo literario, como de las adaptaciones que se han llevado a la gran pantalla —aunque no me han dado muchas esperanzas al respecto—.

Qué ha significado para mí esta obra

Para mi, Perseguida por toda la ciudad, ha supuesto la esperanza de volver a enamorarme de un género. Ha conseguido que mi parte de jurista vuelva a salir a la palestra y que tenga ganas de encontrar más casos en los que entretenerme.

Es un aliciente para seguir conociendo el género. Supongo que me había cansado por encontrar siempre lo mismo. Me había desilusionado con obras clásicas como las de Agatha Christie o Arthur Conan Doyle por sentirlas estructuras muy alejadas en el tiempo.

Ahora tengo la necesidad de seguir mirando, de buscar otras historias que sacien esta necesidad. Llegarán.

Conclusiones

Mary Higgins Clark dio hace veintiséis años una lección magistral sobre cómo se puede revolucionar un género. @copymelo Clic para tuitear

Mis conclusiones son sencillas. Para encontrar la innovación y la vanguardia en la literatura, todavía tenemos que mirar en muchas ocasiones al pasado. Mary Higgins Clark dio hace veintiséis años una lección magistral sobre cómo se puede revolucionar un género y parece que el mensaje todavía no se ha borrado.

Una historia que te devuelve las ganas de perderte en un género, de encontrar nuevos escritores, de disfrutar de las historias más actuales, no tiene precio. Por ello, no puedo hacer más que agradecerle a Nieves Villalón que me recomendara Perseguida por toda la ciudad.

Y tú, ¿la has leído? ¿Qué opinión te merece? ¿Quieres descubrir más detalles? ¡Déjamelo en los comentarios!

Imagen: Wikimedia Commons. Mark Coggins [CC BY 2.0]

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, clique el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies